10746_19_122_248lo

Estimados lectores de este su blog de mi amo, no entiendo sinceramente cúal es el motivo de que la segunda entrega de este post (primera, si se ve desde la izquierda) haya tenido tanto éxito: hemos recibido miles de correos electrónicos alentándonos a que publicáramos el resto de categorías de portadas de LP’s; también es verdad que la mayor parte de esos correos provienen de tres personas, y una de ellas dice ser un elefante (cosa que nos hace desconfiar ligeramente de la autoría de sus mensajes: todo el mundo sabe que los elefantes les tienen pánico a los ordenadores por culpa del ratón). Sin embargo, nos ha parecido especialmente emotivo el mensaje que nos envía una lectoseguidora que se oculta tras las siglas M.P.S-P. (por desgracia, las siglas son bastante pequeñas y hemos descubierto que la lectora es la Sra. Matilde vestida con una bata de guatiné de camuflaje). El texto, cuya lectura resulta bastante difícil – por la puñetera manía que tiene nuestra ex-vecina de enviar los e-mails escritos a bolígrafo -, dice algo así:

“¡Más fotos, cojona!”

Dado que nuestra obligación es satisfacer los deseos de nuestros lectoseguidores – siempre y cuando no hagan referencia a dinero, sexo o dibujos hechos con macarrones -, continúamos el repaso de las portadas más entrañables del mundo. Y cuando decimos “entrañables”, queremos decir “asquerosas de mierda”.

3.- Categoría “Soy pluriempleado por la gracia del Banco” o “Quién mucho abarca, quién, que a la deriva me lleva”. No nos referiremos en este apartado a determinadas mujeres que, no contentas con trabajar fuera de casa, vuelven a la misma dispuestas a encargarse de todas las tareas del hogar, para desespero y hundimiento anímico de sus maridos, que se ven relegados a tumbarse en el sofá y ver un partido con una cerveza en la mano para pasar el trago (de cerveza), sino de aquellos sujetos que compaginan uno o más trabajos remunerados con idéntico desastroso resultado. Comencemos por Claude Plamondon:

PlamondCrepes

Además de tener uno de los apellidos más absurdos que he escuchado en mi vida, el amigo Claude publicó en su día el elepé  “Viva los crepes!” – perteneciente a la famosa corriente francesa “chanson gastronomic” (con títulos tales como “Tus ojos son como aceitunas rellenas de anchoa” o “Amarte al baño, María“) -. Más allá de lo absurdo que resulte editar un disco de harina de trigo, observen Vds., estimados lectores, la composición de la imagen: Plamondon – que se autodenomina “chef” (en francés, “chafao”) lanza al aire con una cara de concentración que ríanse de Belén Esteban leyendo el directorio de El Corte Inglés la tortita recién hecha, mientras tres bellas mujeres de la época admiran tal acobracia culinaria; y digo tres, porque lo que hay en el medio recuerda más a una mesa camilla con gafas. No entendemos qué oculta finalidad tuvo el fotógrafo en incluir a la mujer de Obélix entre el trío de carnosas cariátides. ¿Una metáfora de la obesidad? ¿Cogería la tortita al vuelo como una foca en un acuario? Ni idea; intentaríamos discurrir el sentido que encierra la foto si no fuera porque nuestro cerebro se halla todavía impactado por la siguiente portada:

the_best_of_the_singing_postman

Varias son las cosas que llaman la atención de este trabajo: Allan Smethurst – verdadero nombre de este Adonis uniformado – yace en medio de un pajar con una guitarra; el problema es que, más que posar, parece que lo han tirado sobre el heno. Segundo hecho llamativo: es un recopilatorio; ergo, aquí el baranda tuvo que publicar más de un disco para poder lanzar – la palabra adecuada sería “arrojar”, pero bueno – un “Lo mejor de” (mejor… ¿comparado con qué?). Y, por último, que tiene unos dientes que más le hubiera valido haber tenido cerrada la boca cuando el fotografo sacó la instantánea. Lo único que nos quedó claro es que, trabajando en Correos, estuviera rodeado de pajas.

Y hablando de sexo…

10822_26_122_1058lo

Creo que ésta es una de las portadas más terroríficas que he visto en mi vida: observen la mirada lujuriosa que el depravado Sedgwick tiene en sus ojos. El pobre borreguito, cuyo sexto sentido le avisa de que algo horrible se le viene encima – o dentro, según se mire – intenta escapar de las aviesas garras de su dueño agitando las orejas cual Dumbo lanar. Nos tememos lo peor, por lo que desde aquí lanzamos un mensaje aleccionador: estar solo en el campo es muy dañiño para la mente humana… y para los animales de granja de piel suave. Por cierto, ¿es impresión mía o el corderito lleva un jersey de lana gris puesto?…

Quizás de todos los pluriempleados, los más llamativos sean unos señores que van de negro y se dedican a repartir ostias. No, no me refiero a los agentes del FBI destinados a Guantánamo, sino a los sacerdotes (a la vista de los últimos acontecimientos, a algunos habría que llamarlos “so cerdotes”), trabajadores que dificilmente tienen el escaquearse del curro, al ser su jefe omnipresente. Prestemos atención al caso de Mike Crain quien, a falta de dos, acumula tres oficios:

karatist

Sí, señor, con dos apéndices nasales: cura, cantante… ¡y karateca! Este hombre, que tanto te lee la Carta a los Adefesios como te sanea una habitación a puñetazo limpio, podría incluso ejercer una cuarta profesión: la de hombre anuncio. ¿O acaso ese “God’s Power” no recuerda a nombre de abrillantador de lavavajillas? Dicen que los caminos del señor son inescrutables; yo que Vds. intentaría coger uno en el que no me encontrara con este individuo, no fuera a ser que le diera por adoctrinarle a guantás…

4.- Categoría “¿¡Pero… qué… coño!?”. Llegamos, por fin, a la última categoría, la que nos había convencido al amo y a mí de que la raza humana (y también la estadounidense) iba a derretirse ante nuestro poder como un cubito de hielo en la frente de Yola Berrocal intentando deletrear “paroxismo”. Dada que la crudeza de las imágenes hablan por sí sola (a ver, es una expresión: si de repente creen que una de las portadas le está hablando, quizás debería dejar de fumar “esos” pitillos), mostraremos estas fascinantes muestras de arte bizarro, dejando que sean Vds. mismos quienes le pongan el texto que mejor consideren, limitándonos a añadir comentarios soeces y/o/u vulgares (hemos contratado a un par de trabajadores de la construcción para que nos asesoren). [NOTA IMPORTANTE: ALGUNAS DE LAS SIGUIENTES IMÁGENES PUEDEN HERIR LA SENSIBILIDAD DEL ESTIMADO LECTOSEGUIDOR. LA DIRECCIÓN DE “GROMLAND” NO SE RESPONSABILIZA DE LOS DAÑOS QUE PUEDAN CAUSAR LAS MISMAS. EN CASO DE DUDA, CONSULTE CON SU EXORCISTA DE CONFIANZA):

141

 Dormía en la funda de su guitarra. 

the_braillettes

Se comenta que durante la grabación se pusieron todas ciegas.

10767_39_122_183lo

¿Quién le maquilló? ¿”Las Braillettes”?

 the__mckea

Sí, es Millán Salcedo antes de “Martes y Trece”

 RomanLulu

La sirenaza

Y, por último, a nuestro entender la peor portada de la historia de las portadas…

 10664_03_122_883lo

 ¿Qué? ¿Qué demonios quieren que diga después de esto? ¿Eh?

Anuncios