rajoy-salto-copy

Estimados lectores de este su blog de mi amo: el Sr. Grom deseaba hacer un análisis somero a la par que profundo de las elecciones acontecidas en el día de ayer (01/03/2.008, para aquéllos que no sepan en qué día viven); sin embargo, cuál sería mi sorpresa al descubrir que los comicios a los que se refería eran los de la Junta Directiva de la comunidad de vecinos – bueno, la sorpresa fue precisamente ésa -. Comprendo que mi amo, aún latentes sus ansias de poder, deseaba a toda costa y parte del interior ocupar el cargo de “Excelsus Presidentius Toti Escalerae”, y arrebatarle por fín el puesto a la Sra. Matilde – nuestra vecina del 3º C -. Sin embargo, ésta apareció en la reunión que tuvo lugar en el portal del edificio con una pistola, lo que tuvo dos inmediatas consecuencias: a) la reunión se disolvió como un cachorro de Okapi en un bote de Chillin-bang; y b) la gente le tiene más pánico a las barras de pan de lo que pensaba [N. del E.: en determinadas partes de España, la “pistola” es una “barra de pan de tamaño medio”, mientras que a la “chapata” se le llama “bazooka”] . Toda esta ridícula situación pretendía mi amantísimo jefe explicárselas a todos Vds. a lo largo de treinta y ocho densos y profundos posts, escritos a la manera de Pio Baroja (es decir, sentado). Sin embargo, por aquello de mantener a nuestros estimados lectoseguidores, y dado que considero que la descripción de una bombilla del ascensor no puede ocupar más de siete párrafos, he conseguido convencerle para que me permita inaugurar una sección titulada “EL INFORME SPARKY”, donde desgranaré con mi peculiar verbo (y algún que otro sustantivo) temas de actualidad, bien de hoy en día, bien de hace doscientos años.

Empezamos hablando de los comicios que tuvieron lugar ayer en Terra Meiga (Galicia, para los que desconozcan la obra de Tolkien). Deseo, en primer lugar, una bicicleta nueva con airbags, y en segundo, explicarles que el subtítulo que acompaña al nombre de MI sección no tiene componente sexual alguno – si bien estoy por apostar que, tras los resultados, dudo que el candidato popular, Sr. Núñez Feijóo, pudiera dormir anoche boca abajo por la excitación -. En realidad me estoy refiriendo a la Expediente de Regulación de Empleo con el que los ciudadanos gallegos han mandado al paro a los dos últimos empleados a los que encargaron cuidarle la finca: Emilio Pérez Touriño (A.K.A. “Aunque te mire fijamente, no se si te veo”) y Anxo Quintana (un aviso para los locutores de la COPE: el bello nombre galaico “Anxo” se pronuncia como “ansho” y no como “ancho”; y no, el femenino es “Ánxela” y no “Anchoa”).

Permítanme ofrecerles una serie de claves que expliquen el porqué de los resultados acontecidos: además de mi Licenciatura de Ciencias de la Información, tengo un curso de Ciencias Políticas que me tocó en un huevo “Kinder Sorpresa”, y tanto el Sr. Grom como la Bella Ama son oriundos de Terra Meiga (no saben Vds. que tranquilidad cuando, tras facilitarme ese dato, comprobé que “oriundo” significa “originario”, y no es que sea un apócope de “nauseabundo”); todo ello me califica como simio perfectamente capacitado para desenmarañar sus dudas si es que las tienen (como, por ejemplo, porqué a la “baguette” no se le llama “rifle de francotirador”). En primer lugar, los datos:

Los galaicohabitantes han decidido que el nuevo inquilino del Pazo de San Caetano – edificio donde se encuentra la sede de la Xunta (recuerden: “Shunta”, que la Chunta es aragonesa), sito en Santiago de Compostela, bella ciudad famosa por su catedral, y porque, cuando llueve, lo hace de arriba a abajo en sentido vertical y es una maravilla – sea el equipo de “Los Gaviotas”, comandado por Alberto Núñez Feijóo, un señor con pinta de chapón que no ha roto un plato en su vida y cuyo tabique nasal podría servir de rompehielos. Este hombre con treinta y nueve de sus fieles podrá gobernar a su antojo en el venidero cuatrienio gracias a haber obtenido la denominada “Mayoría Absoluta”, situación parlamentaria que facilita el poder hacer lo que le salga de las gónadas, sin otro límite que la Constitución y los conjuros de Gandalf. Antes, la M.A. la ostentaban “Los Chicos de la Rosa” (entendida ésta como planta; vamos, que eran unos capullos… es ligeramente viejo este chascarrillo, ¿no? Bien, lo retiro), con Touriño a la cabeza – pues circunferencia craneal no le falta – y los “Enxebre (“enshebre”) Boys” del Bloque Nacionalista Galego, dirigidos con mano firme por el ya citado Quintana en su papel de Vicepresi de la Xunta. Bueno, mano firme, mano firme, lo que se dice mano firme…

Primera clave: el nombre del candidato popular. Sí, puede que a Vds. les parezca una tontería supina, pero saber que un espía internacional de prestigio reconocido – en la medida en que un espía pueda ser reconocido en Galicia, y ya no hablemos si es por el “prestige” – puede hacerse cargo del Gobierno terrameigueiro tranquiliza a sus habitantes. ¿Cómo? ¿Que no saben de qué hablo? Miren el logo de campaña:

feijo09

Así es: el candidato popular es el agente 009. ¿Acaso piensan Vds. que eso no es una tranquilidad para sus administrados; saber que si las cosas pintan mal con el Gobierno Central de Ciudad Gato, su Presidente Automaticonómico podrá resolver el problema por la vía rápida? ¿No es eso precisamente lo que desean los terrameigueiros: la vía rápida o AVE? Y un bollo de pan, ¿por qué no se llama “granada”?

Segunda clave: Las encuestas.-  No sé si habrán escuchado Vds. el dicho, pero “cuando un gallego va en un ascensor, no se sabe si sube o si baja” (lo de la escalera ya no tiene sentido en el siglo XXI, a menos que sea mecánica y de un centro comercial… que también tendría narices desconocer en ese momento el destino final del terrameigueiro). Y es que por mucho que se empeñe Sigma-2, Demoscopia y el resto de empresas de estudios electorariles, NUNCA, repito, NUNCA conseguirán acertar en Galicia: ¿Que se habla de que la situación de votos de PSOE y BNG se mantendrá? Pierden ambos partidos un escaño. ¿Que el PPdG no conseguirá la Mayoría Absoluta ni de coña cuesta abajo? Toma, 40 Diputadazos. ¿Que Esperanza Aguirre no se tiñe las canas? No sabe, no contesta.

De ahí que Mariano Rajoy – que cada día se parece menos fisicamente a sí mismo – se haya volcado con los comicios galaicos, dejando al candidato euskadiano Basagoiti que se enfrentara él solo a los leones… de San Mamés.

Con esto no quiero decir que los gallegos no se aclaren, sino justamente lo contrario, pero al revés. ¿Me entienden? Pues eso. 

 Tercera clave: El efecto Braveheart.- Desde algunos medios (curiosamente, bastante extremos) ubicados en Ciudad Gato se hablaba de la más que probable repercusión de los últimos casos de corruptelas que rodeaban las figuras de Touriño y su Vicepresidente: el que el primero adquiriera hasta cuatro vehículos AUDI, con más prestaciones que el batmóvil, o que reformara constantemente su oficina (se conocen casos de personas que salieron un momento del despacho de Touriño y al volver a entrar, cinco minutos más tarde, la decoración había cambiado por completo. Y el propio Touriño llevaba falda y las uñas pintadas de negro). Del segundo, su reunión con el empresario Jacinto Rey en el yate de éste, en el que supuestamente hablaron de concesiones de energía eólica; acusado con tal motivo, el Vicepte. explicó que no había prebenda o coecho alguno y se quedó tan ancho (léase “antxo”). O la política lingüística que está poniendo en grave peligro el uso de una lengua minoritaria en el mundo como es el castellano…

Veamos: no hay nada de eso. El pueblo galaico está, por desgracia, bastante habituado a que TODOS los partidos políticos se desvíen ligeramente de vez en cuando de la recta línea moral de la ética. Por ello, casos como los expuestos les hacen el mismo efecto que un libro a Belén Esteban: ninguno. ¿Que hay personas que dicen sufrir una coacción de sus derechos lingüísticos en Terra Meiga? Las habrá, pero les puedo asegurar a terceros que no existe incidencia electoral por tales cosas.

¿Cuál es la causa final, pues, de la victoria popular del Popular, frente a los Pixie y Dixie atlánticos? La imagen. Tan sencillo como eso. Feijóo y los suyos fueron capaces de crear una coraza en torno al lider candidato que ofrecía al posible electorado una sensación de rectitud, frente a los devaneos de PSOE/BNG (si no llegaron algunos Conselleiros a las manos, fue por la presencia de cámaras… de aislamiento). El principal problema con el que se encontró el bipartito es que, a nivel local, no fueron capaces de dar una imagen de unión por el bien común. Cuando dentro de poco, mi amo, su Bella Esposa, el Niño Estrella y un servidor partamos rumbo a Vicus City tendremos que volver a sufrir las fascistoides y mussollinianas actitudes de Abel “Walking Dead” Caballero, regidor de la misma que tanto destroza media ciudad porque le sale de dentro como ningunea a sus socios de gobierno, los bloqueiros, quienes asisten alucinados a los desmanes del tipo que pusieron de alcalde con sus votos. Resultado: en Vicus City, entre ambos partidos han perdido unos 9.800 votos desde las elecciones de 2.005.

1221488880_172645_fotonoticia_grande_0_alcalde_de_vigo_abel_caballero

Abel Caballero: el primer zombie alcalde de España

Conclusión: estas elecciones terremeigueiras de 2.009 no han sido ganadas, realmente, por el Partido Popular – su ascenso en votos se limita a 3.216 con respecto a los anteriores comicios -, sino que han sido claramente perdidas por los miembros del Bipartito. La máxima de la gran teórica granhermaniana de Belén Rodríguez se ha vuelto a cumplir: “Divide y vencerás”.

Bueno, pues PSOE y BNG se han dividido ellos solos y, para empezar, Touriño ya ha dimitido como Secretario General del PSdG/PSOE. Eso sí, el lider del BNG se ha quedado tan ancho (quintana).

Hasta aquí “EL INFORME SPARKY”. Buenas noches, estimados lectores de este su blog de mi amo.

Anuncios