ermurrow1

Interrumpimos lo que estábamos haciendo (una figura tamaño natural de Esperanza Aguirre disfrazada de “John Rambo” hecha con palillos y plastelinarrr) para comunicarles que ayer noche, 2.600.000 personas sufrieron inexplicablemente y al mismo tiempo, un derrame cerebral.

Alrededor de las 22:00 horas de la noche del Viernes, una causa todavía desconocida provocó que casi el 20,7% de la audiencia televisiva de este su país se enganchara, cual yonqui a la metadona, a la entrevista de Julián Katxuli Muñoz – el llamado “Nuevo Robin Hood” (pues le roba el dinero a Telecinco para dárselo al Juez del “Caso Malaya”) -. Las autoridades de este su país están completamente desconcertadas por tal epidémico suceso, si bien en palabras del Ministro de Sanidad Sr. Bernat Soria, “no nos preocupa en exceso: si la gente está tan aborregada, a nosotros no nos echan ni a tiros del Gobierno”.

Fuentes cercanas a la cadena de Paolo Vasile han declarado que, a la vista de los más que satisfactorios resultados obtenidos (un 11,5% el pasado Viernes frente a la subida del 9,2% que obtuvo ayer), se están planteando realizar nuevos programas en directo “que aborden los temas que realmente importan a la gente de verdad”. Por ello, personal de dicha Televisión está estudiando la posibilidad de esparcir algún tipo de sustancia neurodegenerativa en las instalaciones del “Canal de Isabel II”, con la que aumentar el número de derrames cerebrales producidos: “Tenemos programada una entrevista con el asesino y violador de la niña Mari Luz y, o preparamos a la gente un poco, o no sabemos cómo aceptarán las imágenes en exclusiva que tenemos de los abusos sexuales”. La cadena todavía no ha confirmado si es cierta la noticia de que Juan Antonio Roca será el encargado de acompañar a Belén Esteban en la retransmisión de las campanadas desde la Puerta del Sol.

Antena 3, por otro lado, se está planteando el que el próximo Viernes, y dentro del espacio “Dónde estás Corazón”, un grupo de skin-heads golpée en directo a una chica boliviana hasta la muerte y luego se la coman sin guarnición.

Y ahora volvemos con la programación habitual. Afectadísimos saludos…

… Y que Dios nos pille confesados.

Anuncios