[Estimados lectores de este su blog de mi amo, aquí Sparky informando: dado que aquél les prometió días atrás el explicar detalladamente sus orígenes, y dado también que se ha agarrado al “Batman Lego” como si fuera una garrapata – que me tiene los mandos de la PS2 llenos de grasa, el hombre -, les copypasteo un informe secreto que obtuvimos por medios poco legales hace un par de años. Puede que su lectura se les haga densa y cansina; mas recomiendo encarecidamente que no dejen de leerlo: en él se describen cosas que sorprenderán a mentes poco preparadas o a simples seguidores de Telecinco. Confiando en su sapiencia e inteligencia innatas, les dejo este escalofriante documento que, gracias a los dioses, no ha traído ningún tipo de consecuencias para mi amo…

… de momento ]

 

 

Intelligence Service Note – 666

 

“U.S. DEPARTMENT OF STATE

SECRET/NOFORN/LIMDIS

SCIENTIFIC RESEARCHS & PLUSH CUSHION LEVEL

November 18, 1975

 

For      :  Donald Rumsfeld                                                             

C/C     :  S/S

From   :  INR – Dr. Robert S. Cooper, NASA Goddard Space Flight Center’s Director 

                                                                                             

Subject: F.A.E.S. (Foreign Alien Execution Soon)  

 

            En 1.972, el Presidente Richard Nixon ordenó la elaboración de un informe sobre la posible existencia de vida extraterrestre fuera de nuestro planeta; por otro lado, encargó la redacción de un segundo informe sobre la probabilidad de existencia de vida extraterrestre en nuestro planeta; e incluso un tercero sobre la probabilidad de que él fuera un extraterrestre. Tras varios meses de investigación, los integrantes del equipo de sabios encargados de tal tarea llegaron a una conclusion sobrecogedora: iban a cobrar por su trabajo 30 sacos de arenques. Este hecho molestó sobremanera a los científicos que, envalentonados por la ingesta de varias botellas de bourbon (cada uno), dirigieron al Presidente Nixon una carta por correo interno en la que exigían se les pagará “en dólares americanos, a ver si te has pensado que somos como esos mexicanos de mierda (sic)“, llegando a amenazarle con que “Kowalsky (el calvo de gafas vestido de mujer) tiene un cuñado en la Compañía Telefónica, y como no se cumplan nuestras reivindicaciones, te va a llegar una factura de teléfono que no se la salta un canguro, desgraciado“. A la vista de los acontecimientos posteriores, resulta evidente que las peticiones del grupo científico no fueron satisfechas. Sin embargo, el Presidente Ford ha mantenido abierta la investigación – comprometiéndose a abonarles 3,50$ la hora más dietas (quien las haga) -, siempre y cuando los informes llevaran dibujos de animales en los márgenes.

nsa_logo1

            El estudio sobre la existencia de vida alien fue denominado como “Proyecto Lovecraft”; su dirección se designó al Prof. Herbert Von Von (Zurich, 1.931), Catedrático de la prestigiosa Stockholms Universitet, donde también ejerce de manera esporádica labores de conserje. Bajo la batuta de Von Von (persona adusta pero dulce en su interior), el comité de sabios volcó todos sus esfuerzos, y varios muebles, en resolver las siguientes cuestiones:

1.- Existencia de vida inteligente fuera de nuestro planeta (una vez descartada la existencia de la misma en la Tierra);

2.- En caso afirmativo, posibilidades de comunicación con la misma;

3.- En caso de comunicación, qué decir para no parecer imbéciles.

                Se llevaron a cabo pruebas de diversa índole que resultan díficiles de explicar en un simple párrafo: baste decir que la mayoría de ellas giraban en torno a unas máquinas enormes con lucecitas que se apagaban y se encendían rapidamente y que emitían unos extraños sonidos como “raarraagllgrrarrra” o “pingpingpongping”. Por desgracia, los resultados eran siempre negativos, nunca positivos. Tan solo en una ocasión los monitores que mostraban las señales recibidas de las innumerables antenas colocadas por todo el techo de la cafetería del Centro Espacial “Rock Hudson” (Tennesse) – lo que resultaba para sus comensales un riesgo añadido al de la comida – parecieron mostrar formas humanoides que no podían ser calificadas como seres humanos (andares extravagantes y arrítmicos, vestimentas llamativas y unos rasgos faciales en las antípodas de los de una persona normal); pero tras investigar un poco más, los científicos descubrieron que se trataba de un tal Giorgio Aresu y su denominado “Ballet Zoom”. Obviamente, los Servicios Secretos detuvieron, bajo los cargos de “conspiración para molestar al mundo”, al organizador de tales prácticas, el sujeto Valerio Lazarov (por culpa de un error burocrático, fue torturado por el Comandante de la US Army Force Charles “Chicho” Delanewy).

                A punto de arrojar todo por la borda (finalmente, el techo de la cafetería se hundió y hubo de reubicar a los científicos en el portaaviones Nimitz), Von Von salió a dar un paseo para buscar inspiración (algunos miembros del equipo afirmarón que también “iba a pillar coca”); sin embargo, esa noche tuvo un encuentro casual con un anciano de mirada torva y sucia, vestido con ropas aún más sucias pero menos torvas, que cambiaría por completo el curso de los acontecimientos. El viejo, a quien el Prof. Herbert desconocía, conocía las investigaciones que aquél y sus subordinados venían realizando desde años atrás. Como es obvio, al tratarse de un encuentro personal a solas en medio de un ruidoso night club, no tenemos mucha más información que la que Von Von ha dejado reflejada en el expediente; pero expertos en psico-conducta social han elaborado un simulación de lo que se dijo en tal encuentro:

•-          Herbert Von Von: No le conozco.

•-          Anciano: Conozco sus investigaciones.

Acto seguido, el anciano comenzó a hablar de manera atropellada (llevándose por delante a una camarera) sobre la existencia de agujeros interdimensionales que conectaban una multitud  de universos – “agujeros de gusano” – y a través de los cuales la civilización a la que pertenecía llevaba milenios enviando avanzadillas para conquistar nuestro planeta. A la pregunta de Von Von  sobre cómo se llamaba su civilización, el anciano respondió que se trataba de la “raza dhlafrraw” (aunque bien podía haber dicho otro nombre: recuérdese que el Prof. Herbert tenía la caligrafía de un niño de siete años dormido e iba hasta arriba de estupefacientes). A partir de las notas de Von Von, miembros de nuestro Dpto. de Encriptolografía (… creo) han sido capaces de descifrar las siguientes frases del sorprendido científico:

1.- “La raza dhlafrraw tiene problemas en su propio universo: tienen arrendado un planeta pero se les está acabando el contrato; y la nevera funciona a ratos”;

2.- “No tienen un sistema solar como el nuestro; el planeta dhlafrraw gira en torno a sí mismo, pero por detrás”;

3.- “Su Supremo Consejo de Sabios, cada siete años (año arriba, año abajo), envía la “esencia” (lo que nosotros denominamos “alma“, y los brasileños “requeijao“) de sus guerreros más preparados y valientes a través de los agujeros de gusano. Dicha esencia – a la que el anciano se refiere como “freesbe” – entra en el cuerpo del huésped humano cuando éste se encuentra en la primera fase de embarazo, por regla general en las tres primeras semanas de gestación. No se conocen casos de que el huésped sea un hombre.”

4.- “El «freesbe» del guerrero interacciona con el embrión, produciéndose una union perfecta; durante los nueve meses del embarazo el enviado dhlafrraw recoge información sobre el cuerpo humano y se aburre sobremanera”;

5.- “Con el parto, el alienhumano pierde toda conciencia de su verdadera naturaleza; habitará entre nosotros como una persona más (si bien tendrá el rasgo distintivo de que las axilas le olerán a vainilla). Su educación, contacto social, fiestas de cumpleaños, le permiten ir recabando información sobre la condición humana, que se irá registrando en un chip que tiene en la espalda. Todo ello sin que el enviado alien sea conciente de su verdadero origen”;

6.- “Al llegar a la edad humana de los 30 años, un mero estímulo visual y sonoro despertará la conciencia del guerrero dhlafrraw: descubrirá su pasado, la existencia del universo paralelo y la tarta de manzana. En el caso del extraño anciano, su estímulo fue el tango de Carlos Gardel “Ámame o te reviento, vieja“. En ese momento de lucidez interdimensional, el alienhumano deberá hacer todo lo posible para acabar con la raza humana, a fin de facilitar el camino a sus congeneres o, al menos, comunicarles qué películas están bien”;      

7.- (ilegible; sólo se distinguen las palabras “energía”, “sanguinarios” y “ladillas enormes”);

8.- “En estos momentos, el anciano es uno de los dos únicos guerreros dhlafrraw que se encuentran en nuestro planeta; el otro “nació” en un país europeo llamado “España” hace poco más de dos años. A la pregunta de cómo se podría localizar, responde que él solo conoce el nombre dhlafrraw de su compañero: “Grom el Único”. De igual modo, le interrogo sobre porqué me está contando todo esto: notando cierto odio en su mirada, me cuenta que el llamado Grom era/es su némesis gemelo en su dimension de origen, que le repugna su existencia y que nunca le dejó jugar con su bicicleta sónica, así que espera que lo atrapemos para destrozarle la mision, la vida y la bicicleta. A la pregunta de cuál es, entonces, su nombre dhlafrraw, el anciano contesta “Morg el Insulso”. Me echo a reir y me convierte con una pistola láser en un híbrido entre oveja y dragón de Komodo. No tengo dudas sobre la veracidad de sus afirmaciones”.

 nerd

Un primo del Prof. Herbert Von Von en su despacho 

Por desgracia, en un momento dado, el Prof. Herbert perdió el contacto visual con el extraño anciano – debido a un repentino sangrado por la nariz, tal era el exceso de cocaina que llevaba encima -. Cuando despertó a los ocho días en el hospital, garabateó las anteriores notas sobre la pierna vendada de su compañero de habitación, y falleció. Los Servicios Secretos amputaron la pierna del citado compañero y la llevaron al Instituto Tecnológico de Michigan (Florida), donde se obtuvo la información citada.

 Conclusión: a día de hoy, y tras una intensa busqueda por la peninsula ibérica (sin pisar Portugal, por supuesto), no se han conseguido datos fiables que acrediten ninguna de las afirmaciones expuestas por Herbert Von Von (nuestros agentes sólo han podido descubrir la receta de algo llamado “sangría“) sobre la existencia de la raza dhlafrraw, de sus planes de conquista y de sus nombres absurdos. Recomiendo, por tanto, que el “Proyecto Lovecraft” se arrincone unos años, a la espera de que algún nuevo hecho impulse la investigación. Mientras tanto deberíamos pensar qué hacer con el problema “Area 51” (por equivocación, y en la creencia de que estaba enviando osos de peluche radioactivos, el Sgto. de Infantería Murray L. Johnson ha mandado el Arca de Alianza a un inhóspito lugar llamado “Algeciras”).

 

Le mantendré informado. Besitos.  

   

                Dr. Robert S. Cooper

NASA Goddard Space Flight Center’s Director”

Anuncios