“Y Grom el Único, fabuloso infatigable, infalible fantástico, frenético farfullador, arrivó finalmente a su morada, con la sensación placentera del deber cumplido: nunca más la Medusa de Dorringahm volvería a hacer trampas en los campeonatos de futbolín. Y, satisfecho y henchido de orgullo, y dejando su armadura y su espada “La Ponderosa” en el Sagrado Armario del Utillaje, se recostó sobre su sillón preferido, mullido y cómodo como las mejillas de una anciana. Se sirvió una copa del dulce néctar conocido como “hidromiel”, preparado con esmero por los habitantes de Lutrecia, y le añadió una lata de Pepsi light. Y a esa copa, le siguió una segunda; y a la segunda, una cuarta; y como se percató de que no se había tomado la tercera, repitió la operación. Y Grom el Único cayó en los brazos de Morfeo, su fiel mayordomo, que previsoramente se había acercado a la estancia de su señor cuando escuchó a éste declamar, mediante alaridos que recordaban a dos elefantes apareándose, el tema “Mola mazo”, del ínclito Camilo Sesto. Acto seguido, Grom el Único vomitó sobre los pies de su criado, y éste, con una paternal sonrisa en sus sabios belfos, susurró: “Verás tú el día que se me hinchen los cojones…”.

En el momento en que escribo estas líneas, la mujer más bella del mundo y su inquietante y sobrecogedor esposo asombran a media España con hechos que sobrepasan los límites de lo racional para alcanzar directamente la categoría de delirium tremens. Por supuesto, me estoy refiriendo a Carmen Porter e Iker Jímenez, “el dúo Sacapuntas de lo paranormal“, como los definió la revista Time en su número de Marzo.

Quien crea ver cierta crítica en mi párrafo anterior, decirle que no puede estar más equivocado (bueno, si piensa que José María Aznar es en realidad un harrijasotzaile – “levantador de piedras” – de Amezketa, Guipuzcoa, venido del futuro para inventar la pértiga de azúcar glas, sí está más equivocado), pues el cariño y aprecio que tengo por ambos sujetos es comparable al amor de una madre por “Dónde estás, Corazón”.

Es más: gracias a la grácil fémina de sonrisa anacarada – me estoy refiriendo a Carmen Porter -, este su blog recibe una serie de incontables visitas que me animan el día. Bueno, he mentido: no son incontables porque, gracias a que los señores de WordPress me han habilitado una pestaña denominada “estadísticas del blog”, he comprobado las ocasiones en que internautas con graves problemas emocionales han navegado la red de redes en la procura de datos sobre la Sra. Porter. Les dejo la lista – hasta el día de hoy – con las palabras clave, seguido del número de visitas:

carmen porter escote (96); carmen porter (80); carmen maría porter ucha (52); carmen porter ucha (32); carmen porter tetas (29); carmen porter biografía (28); tetas carmen porter (21); carmen maria porter ucha (20); carmen maría porter (19); biografia carmen porter (16); carmen porter nacio (16); las tetas de carmen porter (15); escote carmen porter (14); carmen maria porter (12); biografia de carmen porter (8); iker jimenez y carmen porter (8); carmen porter escotes (6); carmen porter piernas (6); “carmen porter” (6); tetas de carmen porter (5).

Si no he hecho mal los cálculos – tengan Vds. en cuenta que soy de letras, y no de todas (la W y la K me provocan hemorroides, por ejemplo) -, un total de 483 incautos entraron en este blog, con la esperanza de ver satisfecha su busqueda de datos sobre tan insigne mujer. ¿Por qué puedo afirmar que son 483? ¿Acaso alguien no podría haber entrado dos veces en este mismo blog con busquedas diferentes? La respuesta se encuentra en el mensaje “Biografías gromianas I”, posteado el 23 de Abril del año 2.007 de nuestra era.

Deléitese con dicha chanza pulsando sobre la palabra “aquí”.

Aquí

Si ha leído Vd. el post mencionado – o, si pese a no haberlo leído, escuchó a Federico Jiménez Losantos Inocentes comentarlo en su programa “Vamos a morir todos” -, habrá notado que, fiabilidad, lo que se dice fiabilidad, no goza de mucha. Y lo que son pícaras instantáneas de los apéndices mamarios de la simpar presentadora, pues como que no. Por increíble que parezca, ya hay otras páginas dedicadas a tal terapéutico menester. En pocas palabras: que el que entra buscando anécdotas hagiográficas o fotografías subidas de tono, y se encuentra con el “Biografías Gromianas I”, no vuelve a entrar.

Esto, tras una meditada reflexión de un par de minutos, me lleva a dos conclusiones:

1.- El lunes (o sea, hoy, un día después de la emisión de “Cuarto Milenio”), las visitas en el blog van a subir como la espuma en la boca de un niño en pleno ataque de epilepsia;

2.- La gente está mal. Muy mal. ¿En qué tipo de sociedad vivimos si existen entre nosotros seres con forma humanoide que son capaces de pagar hasta 60 euros por un ADSL que les permita rastrear el canalillo de una celebridad televisiva (no lo discuto) que ve adoradores de Satán hasta en los Niños de San Ildefonso? ¿Dónde quedaron aquellos tiempos en que el summum del goce para la vista eran las pegatinas de la cantante – bueno, es un decir – Sabrina, que regalaba la revista “Tele Indiscreta”? ¿Acaso nuestra juventud encuentra más satisfacción sexual con Carmen Porter que con Angelina Jolie, por ejemplo? ¿Qué será lo próximo: teclear en Google “fotos coño maria teresa fernandez de la vega”?

Yo no sé Vds., pero a mi modo de ver un país que abandona la recta senda de la excitación erótica para adentrarse en los tenebrosos caminos de lo paranormal, no sólo es un país abocado al desastre: es un país con mal gusto.

El problema ha sido expuesto: ahora les toca a Vds., padres, madres y secuestradores españoles, impedir que nuestra juventud se adocene, se vilipendie y se hematoma. Dicho queda.

Como curiosidad, señalarles que en este blog han entrado 6 personas tras buscar en algún navegador internauta los términos “sexo entre gordos”, lo que me lleva a una nueva ENCUESTA IMPOSIBLE GROMIANA:

¿Cuántos de los directivos de Tele Cinco considera Vd. que sufren de algún retraso mental? 

Anuncios