Miles de eones atrás, cuando las estrellas no eran más que pequeñas luciernagas en lo infinito del universo, existía una civilización ignota y oscura: los temibles Warrllñfahds (también conocidos como “Los tipos aquellos de pelo engominado”). Su única obsesión era aniquilar cuanta vida inteligente encontraran a lo largo, ancho y alto del espacio sideral. De ese modo, los Warrllñfahds acabaron con la Magna Biblioteca de Cronos el Sintético (compuesta por los tres volúmenes de “El Señor de los Anillos”, dos ejemplares del Fotogramas y un folleto del Carrefour); con la Academia de Bougurmia – dedicada a la enseñanza de Astronomía, Astrología y Punto de Cruz -; con las Fuentes del Poder de la Luz de la Mañana, manantial de sabiduría extrema que embriagaba a todos aquellos que saciaban su sed de conocimientos… aunque no está del todo claro que tales Fuentes existieran, por supuesto.

Uno a uno todos los lugares donde la vida podía avanzar en conocimiento fueron borrados de la existencia por culpa del azote de los intolerantes Warrllñfahds… hasta que un esperanzador día, fruto de la unión entre un cristalino rayo de Sol y una hoja de lechuga cortada en juliana, nació de las cenizas de un Marlboro sin filtro el Ser que nos redimiría a todos, el que trajo la Verdad, el que defendió que “Yo hice a Roque III” es mejor que “Crash”…

Hasta aquí la Leyenda. ¿Patrañas? ¿Mentiras? Puede ser… Pero lo cierto es que hoy se abre una nueva era.

Bienvenidos al nacimiento del Reinado Majestuoso del que ve la belleza suprema en las cloacas de la cultura. Admirad la venida del que vislumbra la hermosura en lo rechazado. Deleitaos con la diferencia de criterio de quien se arrancó la venda de lo establecido para saborear el encanto del cine turco de los 70…

Saludad a GROM EL ÚNICO.

Anuncios